NUESTRA HISTORIA

Mi amada esposa, Elizabeth Serrano y yo, recibimos de Dios el privilegio de ser padres de cuatro preciosas hijas. Naileth, hoy es una destacada profesional de la sicología, pastora de una de las iglesias en la ciudad y gran salmista; Johana, profesional de diseño visual, es una esforzada colaboradora del ministerio; Grace, estudia negocios internacionales y sirve al señor junto con sus padres; María José en una hermosa niña adoradora que con sus palabras y acciones da testimonio de su amor por el Señor.

En la actualidad somos pastores de la Iglesia Vida para las Naciones en la ciudad de Bello, Antioquia. Llegamos a la ciudad en el año 1990, en una época de mucha violencia y desde entonces iniciamos procesos para la transformación de la localidad, obteniendo muy buenos resultados para la gloria de Dios y desde entonces nos hemos dedicado a la formación de líderes para contribuir a la sanidad de las familias y generando aportes significativos a la construcción de una mejor sociedad.

Nuestro liderazgo y pasión por el reino de Dios, nos ha impulsado hasta llegar a ser fundadores de varias iglesias en la ciudad y propendemos diariamente por aplicar en ellas el modelo ejercido por Jesús para el crecimiento de la iglesia.  

MISION

Somos una Comunidad Cristiana que anuncia y practica el evangelio de la fe en el poder del Espíritu Santo, con el propósito de bendecir a las familias de Bello, Antioquia, Colombia y de todas las naciones, proclamando el Señorío de Jesucristo como único mediador entre Dios y los hombres.

Nuestras fortalezas se fundamentan en los principios bíblicos, la oración, el ayuno, el estudio de las sagradas escrituras, la evangelización y la formación de discípulos al modelo de Jesús, contribuyendo de esta forma al desarrollo integral del ser humano.

VISION

Cumplir con la Gran Comisión de ser y hacer discípulos, aportando a la construcción de familias sanas y prósperas, con una formación integral y procurando un Avivamiento Espiritual permanente

OBJETIVO

Ser colaboradores de Dios en el proceso de la formación de discípulos, haciendo de cada uno de ellos, alguien con un fuerte y serio compromiso, con cimientos en las sagradas escrituras, con aptitud para pescar almas y para llevar a cabo las misiones.

ESTRATEGIA

Contribuir a la sanación de personas y familias, aplicando el modelo de Jesucristo y el fundamento apostólico: ganando, consolidando, discípulando y enviando. Realizando de esta manera un pastoreo personalizado a través de líderes de grupos de vida, redes ministeriales, celebraciones de servicios semanales de unción y poder, formación integral de líderes, encuentros, consejería bíblica, escuela de familias, congresos, obras sociales y misiones.